¿Querés gozar del subsidio energético? Yo te digo cómo

Subsidio a la tarifa Nicaragua


El pago de la factura de energía es de esos gastos irrenunciables que más presiona nuestros bolsillos, ya que puede incrementarse sustancialmente en cualquier momento. En Nicaragua gozamos de un subsidio energético considerable para los hogares que consuman menos de 150 kilovatios-hora por cada mes.

Para que tengás idea de cuánto representa este subsidio te muestro un ejemplo real (factura en mano): si en una casa se consumen 147 kilovatios en el mes, su factura total sería de 821.88 córdobas, pero por ser menos de 150 kilovatios, el recibo fue por 474.80 córdobas, es decir 42% menos.

Entonces, ¿cómo hago para tener el subsidio? Podés estar diciéndote: ¡pero si para consumir 150 kilovatios en el mes tendría que pasar en penumbras y con todos los electrodomésticos apagados! Pues no, si hacés una revisión periódica y controlás los excesos, podés lograrlo. Aquí te dejo 5 tips:

1. Controlá tu facturación. Revisá qué fecha fue la última en que la empresa distribuidora de energía pasó leyendo el medidor y cerciorate que el consumo que registre tu medidor corresponda con lo reflejado en factura. Y a partir de ahí empezá a llevar tu cuenta. Leé tu medidor por lo menos tres días seguidos a la misma hora para saber cuántos kilovatios en promedio estás consumiendo por día. Recordá que si querés consumir menos de 150 kilovatios, no podés registrar más de 5 kilovatios diarios, por tanto empezá a reducir consumo para mantenerte en ese rango. Lo ideal es que tratés de tener margen a tu favor, es decir que haya días que podás consumir 3 ó 4, pues hay meses en que la distribuidora pasa leyendo el medidor a los 31 días.

2. Aprendé a medir tu consumo. La manera más eficiente de controlar tu consumo es previendo cuánta energía estás consumiendo y cuánta necesitás. Esto es como el presupuesto personal: priorizás tus gastos elementales y prescindís de los menos necesarios hasta ajustarte a tus posibilidades.Con la energía es lo mismo: empezá a enlistar los aparatos eléctricos que requerís y sumá su consumo. Si ya estás cerca del límite del subsidio, es buen momento para descartar o prescindir de algunos, o minimizar su utilización.

¿Cómo hacerlo? Debés identificar el consumo del aparato, éste aparece en la caja y en el aparato mismo (mirá la foto de abajo), luego lo multiplicás por cuántas horas se usa al mes y ese resultado se divide entre mil. Así conocerás cuánto aporta mensualmente a tu recibo.

Subsidio energético

Digamos que en la casa hay una mujer que se plancha el cabello una vez a la semana, durante una hora, es decir cuatro horas al mes. El consumo del aparato es de 140 watts, por tanto:

(140 x 4) ÷ 1000 = 560 ÷ 1,000 = 0.56 kilovatios al mes.

Ahora hagamos el cálculo con dos aparatos que consumen mucha más energía:

La plancha de ropa: si consume 1,000 watts y se usa una hora diaria (30 horas al mes) el cálculo sería: (1000w x 30h) ÷ 1000 = 30,000 ÷ 1000= 30 kilovatios al mes.

La refrigeradora. Si esta consume 160 watts y se usa todo el tiempo (24 horasx 30 días, es decir 720 horas al mes), el cálculo sería: (160w x 720 h) ÷ 1000 = 115,200 ÷ 1000 = 115.2 kilovatios-hora al mes.

De este modo podés ir identificando cuáles son los aparatos que más aportan a tu consumo y así optimizás su uso. Además, toma en cuenta estos numeritos a la hora de comprar tus electrodomésticos, revisá la etiqueta de información energética y elegí el que gaste menos. Tip sobre esto: los aparatos más pequeños no necesariamente son los que gastan menos.

3. Ojo con los aparatos “apagados”. Es frecuente que dejemos conectados ciertos aparatos, creyendo que por no estar funcionando, consumen menos. Esto es falso. El microondas, el televisor, el cargador del celular y el router de internet/cable consumen considerable cantidad de energía, así que no olvidés desconectarlos en cuando terminés su uso y/o si no estarás en casa.

4. Invertí. Aunque sea un poco pesado al inicio, es necesario cambiar todas las bombillas incandescentes por ahorrativas. Aunque son notoriamente más caras, el ahorro que van a representar para tu bolsillo a través de las facturas de energía, es mucho más significativo.

5. Cuentas aparte. Si en tu casa hay algún negocio o vive más de una familia, lo recomendable es separar las cuentas con medidores independientes. Por separado incluso podrían alcanzar a ser cubiertos por el subsidio, pero juntos lo superan y su factura es elevada.

Como verás hay muchas opciones para reducir tu consumo de energía, alcanzar en el subsidio energético 😉 (antes que lo eliminen) y darle peso a tus pesos.

 


 


¡Suscríbete ahora!

Si querés darle peso a tus pesos, podés suscribirte por correo electrónico.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Adolfo Delgado Pavon dice:

    Buenos días Gisella: La normativa de electricidad establece que para ser sujeto de subsidio debemos consumir como máximo 5 Kw por día. No importa que Unión Fenosa pase leyendo a los 28, 29, 30 31, 32, y 33 días, eso esta contemplado en la normativa. Si consumís 5 Kw diarios por 30 días son 150, si pasan leyendo a los 33 días serían 165 Kw y tenes derechos al subsidio por tu promedio que son 5 kw diarios. Yo recomiendo que hay que llevar un control diario de lectura.

  2. Marcos thomas dice:

    Estoy pasando mal momento con disnorte dissur tengo 6 meses de estar pagando 13oo cordobas al mes anterior mis facturas eran de 450 cordobas mes por beneficio del subsidio ya lo reporte al 125 6 veces y llegaron las cuatrillas las 6 veces sin tener resultado a mi favor los especialista aducen q el medidor esta mnipulado o sea q trabaja muy rapido recalco q he ahorrado enetgia hasta fui invitadoa una charla x parte dd disnorte7
    Y

  3. Glendys dice:

    Buenos tardes, tiene que ver el tamaño del refrigerador en el consumo de kwhats?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *