Si conocés tus derechos, no perdés dinero

Pricesmart Nicaragua

 


Consumidor informado vale por dos. Por ello, ante el reciente escándalo que ha envuelto a un club de compras, en vez de que cortés o quemés el carnet de membresía, te diré cómo podés expresar tu inconformidad, pero, sobre todo: le des peso a tus pesos.

¿Sabías que podés cancelar tu membresía en cualquier momento y, sobre todo, recuperar parte de tu dinero? Sí, así como leíste. El contrato que firmaste cuando te afiliaste dice claramente:

 

Le devolveremos la cuota de la membrecía en el momento que usted nos manifieste no estar satisfecho con los beneficios o productos suministrados por PriceSmart. La devolución será prorrateada de modo que el Socio titular  reciba un monto equivalente a la cantidad de meses que queden de vigencia en la membrecía”.

Esto significa que, si por ejemplo, tenés la membresía regular, por las dos tarjetas que incluye pagaste US$40.25 por 12 meses. Así que si querés hacer la cancelación debés llevar los dos carnets y recibirás el equivalente a los meses que falten para el vencimiento. (Aquí podés comprobar que es parte de las condiciones pactadas).

OJO: debés presentar las dos tarjetas, pues éstas son propiedad del club (lo dice claramente el contrato) y su reposición te cuesta US$5 por cada una. Por tanto, si te sumaste a la campaña de destrucción de carnets y luego querés retomar tu membresía, tendrás que pagar.


Te recomiendo leer: Reclamar también es una forma de ahorrar.


También con los seguros

Otro derecho que se usa muy poco es relacionado con los seguros. ¿Sabías que, si compraste de contado tu póliza (o pagaste varios meses de adelantado), y decidís prescindir de ella, podés reclamar devolución parcial de lo pagado?

En las condiciones generales de tu póliza se detalla a qué porcentaje de la prima tendrá derecho la aseguradora (que va desde el 20% hasta 100%), según el tiempo de vigencia de la misma.

Esto te podría funcionar si, por ejemplo, vendiste un vehículo cuyo seguro estaba casi “entero” y decidiste no cedérselo al nuevo dueño, o bien si tuviste una mala experiencia con esa compañía y preferís cambiarte antes que se venza el seguro.

Si querés darle peso a tus pesos leé siempre lo que firmás y conservá esos contratos para que podás hacer uso de tus derechos.


 


¡Suscríbete ahora!

Si querés darle peso a tus pesos, podés suscribirte por correo electrónico.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Balde dice:

    Hay que corregir “informidad”, debería ser “inconformidad” en el texto “te diré cómo podés expresar tu informidad,…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *