Antes de comprar regalos leé esto

Comprar regalos


Ah… los regalos. ¿Por dónde empezar? Hay tantas cosas que debemos tomar en cuenta cuando se van a comprar regalos, y mucho más en esta época.

Empecemos con la obvia, pero que no siempre hacemos y es la famosa lista de a quiénes daremos regalos.

Probablemente al hacerla nuestra imaginación vuele y cuando veamos tenemos una lista tipo Santa, ¿verdad? Y es que como tenemos “dinerito extra” nos sale la generosidad decembrina.

Pues resulta que esa lista tienen que contrastarla con la cifra que pusieron en el presupuesto para los gastos de diciembre (si no lo has hecho estás a tiempo) y ahí vienen los ajustes: tenés dos opciones, o reconsiderás la lista, o buscás regalos de menor precio.

Y eso me trae a una observación que siempre que hablo de regalos, les menciono y es: quién dice que para regalar algo debemos gastar en exceso? Las personas que amamos no van a medir nuestro cariño por el precio de lo que les demos; a ellos y ellas les llena más saber que quisieron darle una muestra de amor, más allá del qué y del cuánto.

Entonces, cuando estemos en ese proceso de buscar regalos, por qué no pensar en regalos alternativos? De esos que tienen más peso sentimental que material, algo hecho por nosotros, por ejemplo.

En este artículo compartí la experiencia de una amiga que buscaba una casa de muñecas para su hija: cotizó y en todos lados estaban carísimas. Finalmente terminaron haciéndola en familia con cajas forradas. ¿Y saben qué pasó? Además de divertirse mucho haciéndolo, esa casa de muñecas se convirtió en el juguete más preciado de Sofía, la hija de mi amiga.

¿Entonces, por qué no pensar una manualidad, un regalo simbólico? No dejen que la falta de dinero les quite la ilusión de dar una muestra de cariño.


No te perdás: ¡No regalés tu aguinaldo!… ni lo que no tenés


Tips para regalar a los niños

Y, en cuanto a los regalos para niños, que generalmente son ropa, calzado y juguetes, antes de comprar pensemos qué y cuánto vamos a darles.  Muchas veces los niños se saturan de regalos: les dan sus padres, sus tíos, sus padrinos, abuelos y terminan con muchos obsequios, lo que les impide disfrutarlos de verdad.

Adicionalmente, en el caso de los juguetes, no perdamos de vista que deben ser regalos:

  • Útiles: que se puedan usar.
  •  Educativos. Deben aportar positivamente a su formación o desarrollo (mental, físico y emocional)
  • Que les ilusione. No es lo que vos querés darles o lo que vos quisieras que tuvieran, sino lo que realmente les gustaría.
  • Necesario. Muchas veces compramos regalos similares a otras cosas que ya tienen o que del todo no les será de provecho. Evaluá eso.

No olviden incluir en su presupuesto de regalos que los obsequios no solamente son el objeto que van a comprar, sino que deben tomar en cuenta lo que gastarán en transporte para ir a comprarlos, los empaques, baterías (en caso de juguetes), accesorios complementarios, entre otros.

Los regalos no son una compra que deba hacerse a la ligera. ¿Ya hiciste tu lista?


¡Suscríbete ahora!

Si querés darle peso a tus pesos, podés suscribirte por correo electrónico.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *