Cómo gozar de subsidio para comprar casa

comprar casa con subsidio

Para la gran mayoría de personas la vivienda es el bien más necesario y la mayor inversión que podrían realizar a lo largo de su vida, pero no siempre es posible tenerla por la alta inversión que requiere. Sin embargo, actualmente en Nicaragua contamos con múltiples opciones que facilitan su adquisición.

Esas opciones varían según el precio final de la casa a adquirir y aplican desde una reducción en la tasa de interés del crédito hipotecario mediante el cual se comprará el bien; un bono que se aplica a la prima (la cual muchas veces es el principal “pegón” para tener casa propia) y hasta beneficios adicionales que se ofrecen en ferias de viviendas como la que se realizará del 23 al 25 de febrero en el Centro de Convenciones Crowne Plaza.

Para ahondar sobre todo lo que debés saber si tenés en mente comprar una casa, entrevisté a la Jefe de Ventas Hipotecas de BAC Credomatic, Silvia Marín Rojas, quien nos aclara  varias dudas recurrentes sobre los subsidios y quiénes aplican y quiénes no a este tipo de préstamos.

Subsidio a la tasa de interés: Las casas que aplican a una tasa subsidiada no deben tener un precio mayor a US$40,000 si es del tipo unifamiliar (es decir un lote de terreno individual) y US$50,000 si es del tipo multifamiliar (donde varias familias comparten el lote de terreno, bajo el régimen de condominio).

Para calcular la tasa subsidiada se usa de referencia una tasa de interés anual de 9.63% (que se revisa en marzo en cada año por  el estatal Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, Invur), a la cual –en dependencia del precio de la vivienda– se le resta el subsidio, dejando una tasa de interés más asequible a la tasa promedio de mercado (más o menos 8.5% anual). Este es el detalle del impacto de este subsidio a la tasa:

Subsidio a la tasa de interés

Pero a este subsidio hay que cumplir ciertos requisitos: debe ser tu primera casa y tus ingresos no pueden ser mayores a 7 salarios mínimos del sector construcción (actualmente de C$8,445.44), es decir que tus ingresos totales no deberían exceder los C$59,118.08, aunque esa cifra se elevará un poco  tras el próximo ajuste al salario mínimo, en marzo.

Subsidio a la prima: Consiste en un bono de hasta US$2,000 que otorga el Invur para adquirir casas cuyo precio no supere los US$30,000. Se tramita directamente en la institución y está delimitado a personas que no tengan otra casa a su nombre. Este bono puede complementar la prima mínima requerida por el banco para aprobar el crédito (generalmente 10% del valor de la casa), o sumarse a lo que ya tenga disponible para ese fin. Es decir, si el banco le pide US$3,000 de prima, podría solamente completar los US$1,000 restantes, o sumarse para abonar un total de US$5,000  de prima.

Para ambos casos el proyecto de viviendas donde querrás comprar, debe contar con la certificación del Invur.

¿Quiénes aplican a un crédito hipotecario? Muchas veces se piensa que solamente las personas asalariadas pueden aplicar a un préstamo para vivienda, pero la Jefe de Ventas Hipotecas de BAC Credomatic, Silvia Marín Rojas, explica que también quienes trabajan por cuenta propia como consultores o quienes tienen negocio, también son sujetos de crédito y pueden aplicar a estos subsidios.


Puede gustarte: Terminé de pagar mi crédito hipotecario y esto fue lo que aprendí


El ingreso neto mínimo mensual requerido para crédito hipotecario es de US$550 o su equivalente en córdobas, que en el caso de  los asalariados son comprobables mediante constancia salarial  y colilla INSS. En el caso de quienes trabajan independientes solamente deben comprobar sus ingresos mediante contratos, facturas y registros de movimientos en cuentas del último año. En caso de  carecer de la información, el banco asigna a un Contador Público Autorizado para que revise con el cliente sus movimientos y así se puedan comprobar los ingresos (con inventario o compras, por ejemplo), destaca Marín Rojas.

Una duda frecuente en torno a este tema es si hay restricciones por antecedentes de atrasos en pagos o incumplimientos reflejados en el récord crediticio. En este sentido, se revisan los últimos dos años, por tanto, si tenés alguna información desactualizada (algo que ya pagaste y aparece como pendiente), si dejaste algún saldo, u otro percance, lo mejor es que primero lo corrijás antes de solicitar el crédito.

¿Qué otros gastos conlleva adquirir una casa? Muchas veces nos confiamos en creer que al adquirir una vivienda (con subsidio o sin él) solamente debemos prepararnos para pagar la prima y nos toman por sorpresa otros gastos que en conjunto suman una cantidad considerable, en dependencia del precio de la casa.

Son los gastos legales que conlleva la materialización del crédito, la comisión por desembolso (que oscila entre 1% y 2%) y los gastos de inscripción en el Registro Público (que van desde el 1% del precio de la vivienda hasta C$30,000). En el caso este último sólo las viviendas de interés social con su respectiva certificación están exoneradas de su pago.

Asimismo, una vez se haga realidad el crédito y la entrega de la casa, debés tener en cuenta que no sólo vas a pagar la cuota, sino también del seguro de la casa y seguro de vida, los que no son opcionales.

Pasos para comprar casa

¿Qué beneficios puedo obtener en una feria? Las principales ventajas de buscar tu futura casa en una feria de vivienda son: encontrar decenas de opciones en un solo sitio (lo cual te permite economizar tiempo y dinero, además de cotizar y comparar la mayor cantidad de opciones posibles) y tener acceso a pre-aprobación bancaria.

Silvia Marín Rojas, Jefe de Ventas Hipotecas de BAC Credomatic, detalla que en la feria de este fin de semana habrá ejecutivos de la institución que asesorarán sobre los requisitos y realizarán el proceso de pre-aprobación en minutos. En una especie de asesoría financiera ahí podrás saber si tus ingresos y nivel de endeudamiento actual te permiten aplicar, cuánto tendrías que reducir tus deudas para tener la aprobación, a qué tipo de vivienda podés aplicar, entre mucha otra información.

Adicionalmente, si se hacen reservaciones de viviendas en feria se podría gozar de 0% de comisión bancaria y otros beneficios como accesorios adicionales, según cada urbanizadora.

¿A qué plazo puedo pagar mi casa? Los  plazos disponibles para créditos hipotecarios son en promedio de 15 a 25 años, ajustables según la capacidad de pago e historial crediticio de cada cliente, señala Marín Rojas.

Sin embargo, recordá que en cualquier crédito conforme más largo es el plazo, más vas a pagar en intereses, por tanto no te dejés llevar solamente por la tentación de bajar la cuota mediante un mayor plazo, sino que hacé cuentas y balanceá el tiempo del crédito con tu capacidad de pago real.

Como verás, hay muchas opciones que hacen más asequible comprar tu casa, no es imposible. Es cuestión de informarse y analizar qué opciones te convienen más, cuáles se ajustan a tu bolsillo y cómo incidirá en tus finanzas. Probablemente tendrás que hacer algunos cambios en tus hábitos de consumo actuales, pero te doy mi palabra que valdrá la pena el esfuerzo.


Te recomiendo: Lo que debés tomar en cuenta antes de comprar una casa


 


Contenido relacionado

¡Suscribite ahora!

Si querés darle peso a tus pesos, podés suscribirte por correo electrónico.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Francisco perez dice:

    Los subsidio de casa es aplicable para las personas que vivimos en US y qué estamos plianiando vivir en Nicaragua cuándo nos retiremos.

  2. Hola, Gracias por la informacion muy buena pero tengo una duda los ingresos totales son el salario Neto o Bruto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *