Cómo manejar el sobreendeudamiento en tiempos de crisis

Sobreendeudamiento

El sobreendeudamiento es una situación de la que debemos cuidarnos siempre, pero aún más en momentos en los que nuestros ingresos se reducen o la situación económica del país es inestable.

Empecemos por saber: ¿cuándo estoy sobreendeudado/a? Es  cuando nuestra capacidad de pago ya fue superada por los compromisos que debemos pagar. El sobreendeudamiento es aliado de la pobreza, hay que combatirlo.

Si estás destinando más de la mitad de tus ingresos para pagar deudas, aumentan las probabilidades de que no podás hacerles frente; por ello es importante monitorear nuestro nivel de endeudamiento.

Algunas de señales de que tus deudas están fuera de control, son:

☑ Has empezado a necesitar del crédito para comprar/pagar cosas que antes hacías con tu dinero.
☑ Cubrís tus gastos básicos con crédito.
☑ Buscás nuevos préstamos para pagar deudas.
☑ Utilizás los ahorros para pagar deudas.
☑ Tus ingresos no alcanzan para pagar las cuotas.

Y si tengo problemas, ¿qué hago?

El primer gran paso es no continuar endeudándose. Generalmente, cuando la persona sobreendeudada siente que no puede pagar, busca la salida rápida: un nuevo crédito (a prestamistas informales, principalmente) para pagar las
cuotas de los otros, pero eso es solamente seguir cavando el agujero. Aquí podés hallar 8 recomendaciones para enfrentar las deudas en este contexto.

El segundo paso es analizar cómo estoy. Con las asesorías y capacitaciones que realizamos hemos comprobado que generalmente las personas sobreendeudadas desconocen exactamente cuánto deben, lo que no les permite ver su panorama real.

Por tanto, es vital hacer la revisión de las deudas: una lista de todos tus compromisos financieros con sus respectivos montos, tasas de interés y saldos, para que identifiqués cuáles hay que priorizar, cuáles están más cerca de finalizar, cuál te cuesta más. Aquí podés saber a detalle cómo hacer este inventario de deudas (plantilla descargable incluida).

El tercer paso es identificar de qué manera atender el sobreendeudamiento. ¿Es posible consolidar algunos o todos mis créditos?, ¿Cuáles de mis acreedores pueden apoyarme con un arreglo de pago?, ¿Debo reestructurar mis créditos para reducir las cuotas? Es mejor actuar proactivamente y acercarte a las instituciones para informar de tus problemas. En este post podés conocer las diferencias entre las distintas opciones para salir de nuestras deudas.

Además de los acuerdos a los que podás llegar con tus acreedores, es vital revisar tus gastos y los del hogar para identificar cuánto podés reducir. La cantidad que sea, ayudará a pagar un poco más cada mes y salir del círculo
vicioso del sobreendeudamiento. En este sentido, es clave analizar los gastos hormiga, de alimentación y servicios básicos.

Recordá que el peor error que podemos cometer con nuestros créditos es no pagarlos, por ello debemos tomarnos el tiempo para analizar nuestra situación y planear medidas de inmediato. No perdás tiempo.


Contenido relacionado

¡Suscribite ahora!

Si querés darle peso a tus pesos, podés suscribirte por correo electrónico.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *