Recibir pagos con tarjetas ¿para qué y cómo?

En Nicaragua ha cambiado bastante la cultura sobre qué medio de pago utilizar. Actualmente cada vez más personas reducen el efectivo y privilegian el dinero plástico –débito o crédito– por sus características: mayor seguridad, beneficios que ofrecen los bancos en sus programas de lealtad, más higiene, menos espacio en la billetera. Pero… ¿cómo quedan ante esta tendencia los negocios pequeños que sólo reciben efectivo?

Te lo contesto así: ¿qué has pensado o sentido cuando al querer hacer una compra con dinero plástico te dicen “no aceptamos tarjetas, sólo efectivo”? Probablemente incluso hayás descartado la posibilidad de volver a comprar ahí, especialmente si sos una persona que acostumbra portar poco efectivo, ya sea por seguridad o como una forma de controlar tus gastos.

Hacer ventas mediante tarjeta –a distancia o en el sitio– se ha convertido en una necesidad para las empresas y mucho más aún para los negocios pequeños. ¿Por qué? Debés recordar que estás en un mercado competitivo, donde la oferta de productos abunda y la demanda no, debido a las características propias de la economía nicaragüense. Por tanto, mientras más opciones le ofrezcás al público, tu negocio irá diferenciándose.

¿Qué tan difícil es adquirir la terminal para hacer estos pagos (P.O.S.)? Realmente no son tantos requisitos como muchos emprendedores piensan. Con que cumplás el más importante: estar formalizado/a, ya recorriste la mayor parte del camino.

En mis charlas para pequeños negocios hago mucho énfasis siempre en el tema de la formalidad. ¿Por qué? Porque en Nicaragua el 88% de las empresas son informales, por tanto estar en el 12 por ciento restante te diferenciará, y esa diferencia es la que tanto necesitamos los emprendedores.

Adicionalmente te abrirá las puertas para llegar a nuevos clientes (mayores y mejores), hará tu marca más confiable y te permitirá dar beneficios a tu clientela, tales como compras en línea o pagos con tarjetas.


Recomendado: 5 consejos para la mujer emprendedora


Cómo tener P.O.S. en Nicaragua

Indagué cuáles son los requisitos que exigen para brindar a un negocio el P.O.S. y Humberto Reyes, gerente de comercios afiliados de BAC Credomatic, nos los compartió:

  • Comunicarse con la institución con la que se quiera obtener el P.O.S. para solicitar el servicio. Generalmente cada banco tiene un número especial para ello. En el caso de esa institución es 1800-1111. Ahí se asigna la gestión a un ejecutivo.
  • Se visita al cliente para explicar requisitos y condiciones, por ejemplo la comisión a cobrar.
  • Una vez completados los requisitos, el proceso tarda unos cinco días hábiles.

¿Cómo funciona? Generalmente cada terminal está configurada para que haga cierre automático a una hora que el comercio no esté en operaciones. Al término de 24 horas posteriores al cierre se deposita en la cuenta bancaria del comercio el total de las ventas generadas en ese cierre, con las deducciones correspondientes a la comisión del banco por el uso del P.O.S.  A ese subtotal que resulta se hace la retención de 1.5% de Impuesto sobre la Renta que se paga a la DGI con el RUC del comercio.

¿Cuánto es la comisión? Hay una tabla que indica la comisión según el tipo de negocio y varía de banco a banco. Es de un dígito.

¿Qué opciones de P.O.S. hay? Están las terminales comunes, que utilizan chip de tecnología celular, o bien línea telefónica convencional; además hay lectores de tarjetas que se conectan a dispositivos móviles como celulares y tablets y se conectan al sistema del banco vía internet; hay sistemas de facturación integrados con P.O.S.  virtual y está la opción de procesar el pago mediante la web del negocio, conocido como e-commerce.

También existen terminales P.O.S . que se conectan a internet, lo que hace más rápida la transacción y para ello el comercio únicamente debe tener red disponible.

¿Un comercio cuota fija puede tener P.O.S.? Sí, al margen del régimen tributario cualquier negocio puede tener este servicio, siempre que tenga RUC.

 ¿Cuáles son las ventajas? En primer lugar el hecho de reducir el manejo de efectivo, lo que reduce los riesgos de recibir monedas falsificadas y merma costos de almacenamiento y traslado del dinero. Pero además, según especialistas en comportamiento de los consumidores, incide en mayores ventas.

Los consumidores son menos sensibles a los gastos que realizan con tarjetas de crédito ya que este no es un pago que tengan que hacer inmediatamente, por lo cual la pérdida de recursos económicos que envuelve una compra no es experimentada. Esto significa que comprar con tarjeta de crédito es más placentero para los consumidores y de hecho los lleva a realizar más compras hedónicas o placenteras”, explica Julio Sevilla, docente del Departamento de Marketing de la Facultad de Negocios Terry, Universidad de Georgia, Estados Unidos.

Es por ello, según el especialista, que si bien este servicio implica el pago de una comisión, este costo es fácilmente compensado “por el hecho que los consumidores se sienten más satisfechos al momento de la compra, lo cual los lleva a gastar más y generar mayores utilidades a la empresa”.


Contenido relacionado

¡Suscribite ahora!

Si querés darle peso a tus pesos, podés suscribirte por correo electrónico.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *